Lluvia de millones, lluvia de reflexiones.

Como si del gordo de navidad se tratase, a medida que van pasando los días durante esta crisis del Covid 19, se van conociendo diferentes paquetes de medidas económicas propuestos/lanzados por los diferentes Bancos Centrales o por los Gobiernos correspondientes.

No entraré a nombrar ni valorar cada uno de ellos ya que son muchos y muy variados, por poner alguno de ellos:

*Rebajas de tipos de interés

*Compra de activos por parte de los Bancos Centrales, incluyendo activos de Renta Variable, es decir, acciones de empresas.

*Reducción de requerimientos de solvencia a entidades financieras

*Avales públicos

*ERTES

*Rumores del famoso helicóptero del dinero o renta básica para los individuos

*Coronabonos (Emitir bonos de deuda pública europea para sufragar los costes públicos de la crisis). Esta medida está causando gran controversia entre los diferentes países de la Unión Europea.

IMG_20200315_221934

Un sinfín de medidas que uno escucha y recuerda la entrada que publicaba en septiembre de 2019 “Reloj, no marques las horas”. En esta entrada se hacía mención a la delicada situación de unas economías muy dopadas. Debido a un exceso de intervención, de forma prolongada, por parte de los Bancos Centrales, total descontrol en el continuo aumento de deuda pública (aquí los países tienen una gran parte de culpa) y a eso le sumamos estados que presentan un déficit crónico en sus cuentas año tras año. ¿Recuerdan aquello de las vacas flacas? O el cuento de la cigarra y la hormiga…pues eso.

A pesar de unos indicadores macroeconómicos que parecían adelantar que las cosas se podían empezar a poner feas, 2019 terminó.

Uno observaba el entorno en el día a día y notaba una cierta euforia consumista, veía los tipos de interés en mínimos históricos (En Europa me refiero, EEUU había subido los tipos, pero se estaban dando cuenta que se habían equivocado) y un continuo y desproporcionado aumento de deuda pública y claro…las dudas te asaltaban. ¿Estaré equivocado? ¿Seré demasiado negativo o agorero? O por contra ¿será que estamos viviendo la orquesta final del fin de ciclo?

Navidades

Tras las tradicionales uvas y festejos varios llegó 2020, todo iba bien hasta que de repente se empezó a oír una fuerte, rápida y peligrosa expansión de un virus por China. En el resto del mundo creímos ser más fuertes o inmunes hasta que la crisis nos explotó en nuestras narices.

En este sentido hago autocrítica porque hasta bien entrado febrero, cuando empecé a leer diferentes informaciones de lo que estaba sucediendo en China, no me percaté de la gravedad del asunto.

A pesar de que durante años hemos creído haber asistido a diferentes cisnes negros, estábamos muy equivocados. El cisne negro no avisa, no se intuye y nadie lo espera.

Y de repente… ¡Ya teníamos Cisne negro! ¿Qué es eso del Cisne negro? El pasado 29 de febrero escribía la entrada “Coronavirus -el cisne negro de 2020-“ donde explicaba un poco la teoría del Cisne negro y los efectos que estaba dejando el avance del Covid 19 en el país asiático y lo que podría provocar en caso de expandirse a otras economías.

¿Y ahora qué? ¿Otra vez crisis?

En este punto y antes de seguir con el análisis, me gustaría hacer un pequeño inciso. La única finalidad del blog es hablar sobre economía, mercados y aspectos relacionados. En esta ocasión analizo los posibles impactos económicos del Covid-19 pero desgraciadamente la verdadera gravedad del asunto es en materia sanitaria y de salud. Por ello, me gustaría lanzar un mensaje de ánimo y apoyo a todas las personas afectadas, de una manera u otra, y a todas las personas que están ayudando, colaborando o tratando de que esta pandemia se solucione lo antes posible. Y, por favor, quédense en sus casas que todavía hay mucho irresponsable que no se da cuenta de lo que nos estamos jugando.

Dejando de un lado el tema sanitario, ya que no es mi materia ni sería acertado ni adecuado hablar sobre ello, continuaré con el impacto económico.

El Covid 19, al menos desde mi punto de vista, va a dejar 4 tipos de crisis en la sociedad. No se preocupen porque una ya la hemos pasado, otra estamos cerca, luego vendrá una tercera que creo que terminaremos pasando y quizás la cuarta jamás llegue. Así que seamos positivos.

¿4 crisis?

  • En un primer momento asistimos a una crisis de oferta, recuerdan en febrero cuando algunos sectores estaban teniendo problemas para obtener abastecimiento y esto les dificultaba la operativa del día a día. Todo ello fue debido al colapso Chino (país productor y exportador). Europa y EEUU solo tenía problemas con el abastecimiento de determinados productos. Parece que esa crisis ahora mismo está superada y China está volviendo a la normalidad.
  • Actualmente estamos en la segunda crisis. Crisis de liquidez, y ojo porque esta es vital, problemas puntuales de liquidez pueden desencadenar problemas de solvencia, al final las empresas siempre mueren por la falta de liquidez. Es aquí donde, Bancos Centrales y Gobiernos, han empezado a actuar inyectando dinero en la economía como jamás antes habíamos visto. Como si de una economía de guerra se tratase. Esta crisis no se prolongará demasiado en el tiempo, lo que dure el confinamiento, pero será muy cruel y afectará a muchas empresas y familias. Para alguna de ellas el tiempo supondrá su quiebra.
  • Con la vuelta a la normalidad, en materia de libre circulación y reapertura de negocios, llegará una tercera crisis en forma de demanda y deflación. La gente consumirá menos, ya sea por una reducción de ingresos o por el temor que deje, en la sociedad, la crisis del Covid 19. Veremos un fuerte descenso en el consumo privado, sin embargo, los diferentes paquetes de estímulos y las ganas de pasar página por parte de la sociedad servirán de palanca para volver a reactivar las economías. No sé si en V, en L, o en M pero acabaremos recuperando.
  • Y por último la crisis final, quizás nunca llegue y solo sea imaginación mía pero la mencionaré. Crisis financiera e inflación descontrolada. Perdonen que vuelva a insistir, pero tenemos unas economías y unos mercados muy dopados. Estamos asistiendo ante la mayor intervención económica de la historia, a través unos gobiernos que no controlan la deuda (déficit crónico)  y unos Bancos Centrales rebajando tipos e imprimiendo dinero como si no hubiera un mañana y a la vez ahogando a un sector financiero, la banca tradicional, en horas bajas y con el agua al cuello.

Ahora sí que es necesario realizar estímulos, inyectar dinero en la economía y aumentar el gasto público. Resulta vital para paliar los efectos de la crisis del Covid19 pero llevábamos tanto tiempo realizándolo…que tengo mis dudas de que vaya a funcionar sin un colapso a 5-10 años vista. ¿Estaremos poniendo las primeras piedras de la próxima crisis financiera? ¡El tiempo lo dirá!

Bank

Cuidado también con la disputa que se está llevando entre países de la UE, no vaya a ser el preludio al final de la UE como la conocemos hasta ahora.

Reflexiones de encierro

Quizás sea fruto del confinamiento o de la reducida vida social a la pantalla de un pc o un móvil, pero a uno le surgen una serie de reflexiones.

¿Supondrá esta crisis una pérdida de libertades para la sociedad? ¿Será la tecnología, si no lo es ya, la dominante de nuestras vidas? ¿Será el comienzo de la era del teletrabajo y flexibilidad en forma de disponibilidad 24/7? ¿Será el comienzo de la apertura de lunes a domingo en la totalidad de sectores? ¿Será el fin del dinero en efectivo? ¿Estaremos ante un nuevo orden mundial? ¿Estallará la burbuja de deuda algún día?

Servidor se guarda sus respuestas para compartirlas, próximamente, con sus allegados mientras brindamos en un bar, que dicho sea de paso, espero que sea pronto.

Disclairmer: El blog solo habla de reflexiones propias sobre las economías y mercados. En ningún caso se pueden entender como consejos o pretender influir en la opinión de la gente. Así mismo dada la gravedad del Covid 19 quiero transmitir todo mi ánimo y apoyo a las personas afectadas y a las personas que están haciendo todo lo posible porque esta pandemia termine lo antes posible.

2 respuestas a “Lluvia de millones, lluvia de reflexiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s